lunes, 17 de diciembre de 2007

Odisea


Las chicas de los martes salimos el viernes pasado a despedir el año. Diez fuimos a Capo di Capi y una fue a una fiesta privada (no sabemos dónde porque era privada). Las once tuvimos problemas para conseguir taxi. Por supuesto que todas bebemos alcohol, y como cuando bebemos no manejamos no había ni un solo auto en el grupo. Hicimos todo como corresponde... Pero taxi no había, horas esperándolos en las esquinas.

Sres. concejales, Sr. Intendente: ¿Podrán hacerle entender a los Sres. taxistas de esta ciudad que brindan un SERVICIO PUBLICO?

Atte.

Las chicas de los martes.

1 comentario:

contador garcia dijo...

la solución es simple: no salgan de noche, quedense en vuestro hogar, santifiquenlon con vuestra presencia que el hogar es el lugar natural de la mujer.
Contador García de la Liga de la Decencia