martes, 16 de septiembre de 2008

Sucesos del país y del mundo

El 16 de Septiembre de 1971, una modesta propietaria de un terreno en Renca Blanca Vergara (Chile), se suicidó al serle tomada su propiedad por extremistas del partido comunista.
Ese mismo día, en el Vaticano, el Papa Pablo VI dio un discurso para los Ministros de Agricultura de los países de la Comunidad Económica Europea.
Madonna tuvo su menarca ese 16 de septiembre de 1971 cerca del Vaticano, pero no adentro.
Al rato nomás, Perón (a quien le quedaban menos de 3 años de vida) se comió una paella.
Más tarde, también el 16 de septiembre del 71 y del otro lado del charco, Diego Estanislao Zavaleta fue designado miembro titular de la Academia Nacional de Medicina y más al sur, desde las 3 de la tarde, Violeta Rivas partició de un show especial titulado “EL ALMACEN DE LAS ESTRELLAS”, emitido por canal 13 desde el Luna Park.
Las trillizas de Oro fueron a la peluquería a teñirse las tres del mismo color, a las 3.03 horas, pagaron tres pesos y al salir tomaron tres cafes (o cafeses).
Un poco más arriba, el mismo día, Luis Miguel, un chaparrito de sólo 1 año y medio de vida, se rompió los dos dientes de arriba jugando a la pelota (bah, jugando con su “balón”, porque para él era un balón, no era una pelota).
Mucho mucho más abajo, Fito se sacó 4 en matemática y 9 en música, hecho que cambiaría para siempre su vida y la nuestra. Igual volvió llorando a su casa.
Un sauce brotó en el laguito del Parque Independencia de Rosario y más al sur todavía, a la vera del Gabino Sosa nacía Verónica Mabel Cosentino... Esta auténtica gloria de LA TABLADA, gaucha p’a los mandados, generosa p’ los besos y mucho más aún p’a la palabra oral, trajo la primavera a su casa. Teté y Juan Carlos la esperaban ansiosos, no así Analía, la hermana. Dicen los conocedores que gracias a su porte Verónica Mabel salió airosa de varias intentonas de homicidio por parte de la sorella.
Habló antes de caminar, de dejar los pañales, incluso antes de comer sólidos: HABLÓ. NACIÓ Y HABLÓ... Y NO PARÓ. JAMÁS.

Siempre alejada del sendero religioso ortodoxo hizo del VINO su DIOS, de la JODA su RELIGION y el BARRIO fue su TEMPLO. Con el tiempo conoció a su compañero: Leopoldo Nahuel (hijo de un cacique mapuche y una criolla). Tuvieron dos hijas y antes de tener el tercero ella hizo votos de castidad. No sabemos si porque cumplió la promesa o por sus orígenes mapuches, Leopoldo Nahuel fue conocido en las inmediaciones de la Tablada por sus manos cubiertas de pelo... “manopeluche”, le decían.
Lo cierto es que se afincaron en la calle Gaboto, plantaron un limonero y ella se dedicó al derecho. Y él también.
Hoy día no sabemos de su paradero, sólo que numerosos amigos y conocidos la homenajean año a año cada 16 de septiembre. Le llevan ofrendas de vino, licores y objetos de cuero. Siempre le agradecen su buen humor, sus chistes finos, su apoyo en los momentos difíciles y en pequeñas circunstancias que otros no advierten; la admiran por ser una madre tan dulce y tan presente, que elige buenos vinos (por fin abandonó el blanco!) es una gran hija, mejor hermana y amiga y excelentísima tía.... las chicas de los martes nos preguntamos: ¿le gustará el Gancia todavía??

2 comentarios:

Sole dijo...

FELIZ CUMPLEAÑOS PARA ESTA GENIA DEL SUR!!! QUE NO DECAIGA SU PARLA!!!! BESOS PARA "MANOPELUCHE"

Sole dijo...

FELIZ CUMPLE GENIA!!! QUE LO PASES MUY BIEN! TE QUEREMOS MUCHO